eCommerce News

E-commerce, UX, Analytics, Marketing, Interactivo y Negocios Digitales

Qué es la gamificación y porqué es importante para tu empresa

La Gamificación es una técnica de aprendizaje que lleva las mecánicas de juego a los ámbitos educativos y profesionales con el fin de obtener una mejor experiencia, participación y por ende resultados.
Comparte esta nota

Los métodos de aprendizaje han evolucionado. Ahora aprender  es sinónimo  de jugar.

La Gamificación es una técnica de aprendizaje que lleva las mecánicas de juego a los ámbitos educativos y profesionales con el fin de obtener una mejor experiencia, participación y por ende resultados.

Esta técnica se aplica en actividades dentro y fuera de línea, pero es el ambiente digital, dónde se ha popularizado y sobre todo se ha valorado mejor por los resultados analíticos que puede ofrecer.

Si formas parte de una empresa sabes perfecto que una de las actividades más tediosas para cualquier empleado es el aprenderse los  Manuales de Operaciones, digerir documentos de  Cultura Organizacional o involucrarse con esquemas de capacitación , por mencionar algunas actividades. 

Una opción para aligerar esa carga y dejar atrás las tradicionales formas de enseñanza y capacitación es a Gamificación empresarial, el arte de combinar los elementos divertidos de los juegos con cosas que son relativamente aburridas y rutinarias, pero que son importantes para una empresa. 

Lo relevante aquí, o en cualquier actividad que se quiera gamificar, es tener muy claro cuál es el objetivo que se persigue y luego analizar los motivos que llevan a un empleado a realizar determinadas acciones. Por ejemplo: qué emociones despierta el saber de memoria el Manual de Operaciones o el Manual del Departamento de Ventas. 

De acuerdo con You Kai Chou, pionero en el tema de la gamificación, si sabemos cuáles son esos motivos que despiertan un mayor estímulo a nuestro público objetivo, sabremos identificar las mecánicas de juego adecuadas para desarrollar un juego exitoso ya sea para impulsar las ventas, incrementar entre los empleados la cultura empresarial o adoptar un sistema de e-learning.

Qué hace atractivo a un juego

Tras muchos años de analizar los videojuegos más exitosos, You Kai Chan encontró que los ocho motivos/ motores que hacen atractivo a un juego y mueven a la gente a realizar cualquier acción son: 

  1. la motivación
  2. el logro
  3. la creatividad
  4. la posesión
  5. la afinidad e influencia social
  6. la impaciencia
  7. la curiosidad 
  8. y la pérdida. 

You Kai Chan menciona : “si no hay ninguno de estos motores, simplemente no hay motivación”. Esto es lo más importante que debemos aprender para aplicarlo a la gamificación. La base es comprender los intereses de la gente y utilizar la empatía para crear una gran experiencia lúdica. 

La gamificación, un antídoto para el aburrimiento

Y esto de comprender las motivaciones de la gente es fundamental para echar a andar un proyecto de gamificación empresarial, pues esas motivaciones serán los motores para que la gente participe. Un antídoto para el aburrimiento que redundará en la fidelización de los empleados porque el juego en lugar de ser una obligación es un incentivo para aprender y crecer. 

Sectores

Algunos de los sectores en los que hasta la fecha se han aplicado soluciones lúdicas son la banca, la electrónica de consumo, farmacéutica, automotriz, tecnología y software, así como en el campo de la cosmética, la moda, tiendas de retail y las marcas deportivas. 

Esto se debe a que la gamificación impulsa de manera positiva los resultados de cualquier empresa, pues se traduce en mejoras en la productividad, incremento en las ventas y disminución en la rotación del personal, entre otros indicadores. La agencia Atrivity da a conocer algunos datos interesantes para ilustrar todo lo antes dicho. 

Algunos indicadores

SAP Streamwork logró un incremento del 58% en la creación de ideas al gamificar sus grupos de brainstorming. 

Spotify reemplazó las evaluaciones tradicionales por un modelo lúdico y con ello logró la participación voluntaria de más del 90% de sus empleados.

Google utilizó la gamificación para explicar a sus empleados el sistema de gastos de viaje. El resultado, el 100% cumplieron de manera acertada en sus reportes. 

Ford logró que en tan sólo cinco semanas la participación de los empleados en su portal de aprendizaje se incrementará un 100% 

Cisco gamificó su call center y con ello logró una reducción del 15% en el tiempo de llamadas y un aumento del 8% en sus ventas. 

Identifica tus necesidades

Ejemplos hay muchos, lo importante ahora es identificar cuál es el uso que quieres darle a la gamificación en tu empresa. Puede ser para dar a conocer tus canales de distribución, para capacitar a los vendedores acerca de cómo funciona su área e impulsar las ventas, para fomentar el compromiso de los empleados con la empresa, para la formación empresarial, para el marketing de tus productos y servicios, para el curso de inducción de los nuevos empleados, etcétera.

Teniendo claro lo anterior, es necesario definir las 

  1. Bases del juego: cuáles son los objetivos a alcanzar, qué valores quieres impulsar y cuáles serán los premios o reconocimientos a entregar a partir del contexto en el que se sitúe tu empresa. 
  2. El ambiente en qué se desarrollará y que incluye: la narrativa o temática, los avatares, la existencia de equipos, los perfiles de los jugadores e incluso la música a utilizar, pues a partir de ello puedes incluir mensajes, premios o dinámicas que motiven a los empleados a participar y mejorar el indicador que corresponda. 
  3. El esquema de puntuación es fundamental pues fomenta entre los participantes el espíritu de participación y competencia al ir superando cada uno de los retos o niveles, obtener puntos y ubicarse en una posición global que les permita la posibilidad de ganar algunos premios o el reconocimiento al alcanzar cierto nivel. 
  4. Las misiones o retos generan una sensación de desafío constante, fomentan la competitividad individual y, en el caso de retos colectivos, promueven la colaboración y el trabajo en equipo. 
  5. Los premios y reconocimientos. Todo juego tiene la finalidad de competir por algo, en función de ello es importante considerar la entrega de recompensas tangibles en forma de regalos o de reconocimientos virtuales. Lo importante es que esos premios se otorguen a la mayor cantidad de jugadores para evitar desmotivarlos y que sigan participando hasta llegar a la meta. 
  6. El tiempo. Lo ideal es establecer un límite de tiempo para completar y premiar cada acción, pues de ese modo lograrás mantener a la expectativa y alertas a todos y cada uno de los participantes. 
  7. El leaderboard permite hacer visible el proceso. En la tabla de puntuación los participantes pueden ver quién los está alcanzando y qué necesitan para superar a sus contrincantes e incluso al líder. 
  8. Los retos por equipo. Este tema es importante porque fomenta la colaboración y unión entre los empleados, facilita la formación de equipos multidisciplinarios e impulsa la comunicación entre distintas áreas. 

En síntesis

Las formas tradicionales de enseñanza están quedando en la historia, por ello la gamificación empresarial es una excelente oportunidad para que las organizaciones fortalezcan las áreas susceptibles de mejora a través de la motivación y capacitación a sus empleados. Hoy es el momento de buscar nuevas soluciones, de innovar, de jugar y aprender.

Comparte esta nota