disandat

E-commerce, Diseño UX, Analytics, Marketing, Videojuegos y más Negocios Digitales

Lo que debes saber sobre SEO

SEO (Search Engine Optimization) es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web para que de manera orgánica lo detecten los distintos motores de rastreo como Google
Comparte esta nota
SEO

Si buscas atraer clientes, esta es la mejor solución

Eres del grupo que se enfrenta a la encrucijada de posicionar la web de tu empresa para que más personas la encuentren y así atraer clientes potenciales, pero no sabes por dónde empezar. Te cuento, hay factores que marcan la diferencia para que Google u otros buscadores la encuentren y esa diferencia se llama SEO.

¿Qué es SEO y por qué es importante?

SEO (Search Engine Optimization) es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web para que de manera orgánica lo detecten los distintos motores de rastreo como Google, Yahoo y Bing. En síntesis, es la optimización de la experiencia de búsqueda de y para el usuario.

Su importancia radica en que ayuda a los robots de búsqueda a entender de qué se trata tu página y si su contenido es útil para los usuarios, pero ¿de qué depende que tu sitio web aparezca o no en los primeros sitios de los motores mencionados líneas antes?

Factores de posicionamiento

Aunque existen miles de factores en los que un motor de búsqueda se basa para posicionar una página, existen dos factores básicos comunes a todos: la autoridad y la relevancia.

La autoridad se basa en la propia experiencia del usuario, en su popularidad, pues cuanto más se comparta un contenido, significa que la información es útil. En este aspecto es importante resaltar la importancia de utilizar títulos únicos que comuniquen de manera eficaz el tema del contenido de la página.

La relevancia es la correspondencia que existe entre el código y contenido de una página frente a la búsqueda del usuario de ciertas palabras o frases. La relevancia se gana a través del rastreo de los robots que analizan si el contenido corresponde y se relaciona entre sí.

Una vez que el robot de Google ha accedido a una página, el siguiente paso es su indexación, es decir, que sea incluida en un índice donde se ordenan a partir de su contenido, su autoridad y su relevancia.

El SEO se puede clasificar en dos tipos

On-site, el cual asegura que el código de la página esté optimizada para que los motores de búsqueda entiendan y, sobre todo, encuentren el contenido. Esto incluye las URL´s amigables, las keywords, el tiempo de carga y la experiencia del usuario. 

Off-site, que se centra en el número y calidad de los enlaces, la presencia en redes social, las menciones en otros sitios, la autoridad de la marca y el CTR (Click Through Rate); es decir, el porcentaje de personas que hacen clic sobre un enlace comparado con el número de impresiones que este enlace tiene.

Factores relevantes de una web

Tener un contenido único y original es un factor clave para el posicionamiento SEO, y a ello se agrega el código, así como contar con un buen mapa de sitio. Al final, sumados estos elementos decidirán si una página aparece en unos resultados de búsqueda o en otros. 

El contenido es el factor más importante de una web, y por mucho que esté optimizada a nivel SEO, si el contenido no es relevante en relación a las búsquedas de los usuarios, el sitio nunca va a aparecer en los primeros lugares.

En un principio, los motores de búsqueda basaban la importancia de un sitio en las veces que se repetía una palabra de su contenido. Hoy, las cosas han cambiado. Al hacer una búsqueda los robots rastrean la fecha de publicación, si contiene imágenes, videos o animaciones, dando así prioridad a la calidad del contenido.

Y si para Google y los otros motores de búsqueda el contenido es el rey, démosle lo que pide para un buen posicionamiento SEO. 

  • Aunque no hay una medida estándar, los textos deben tener al menos 300 palabras, pero los que tienen entre mil y 1200 palabras se posicionan mejor. 
  • El contenido debe ser relevante. Antes de publicar, pregúntate si levantaría tu interés leer cada uno de los textos del sitio.  Trabaja en esos que consideran irrelevantes.
  • Utiliza keywords y términos relacionados. Los robots detectan cuando hay un exceso como un aspecto negativo. Por ello, se lo más natural posible al usarlas. 
  • Cuida mucho la redacción y la ortografía. Procura que los párrafos no sean muy largos, cuida el tamaño de la letra y su legibilidad, incluye imágenes y videos que refuercen el texto y procura ofrecer una lectura ágil.
  • Evita incluir textos dentro de imágenes, pues los robots no podrán leer ese contenido.
  • Incluye botones para compartir tu contenido en redes sociales. Procura que los botones queden en lugares visibles, sin estorbar la lectura de los textos. 
  • Y recuerda, cuanto más actualizado esté tu contenido, mayor será la frecuencia de rastreo de los motores de búsqueda y mejor la experiencia del usuario.

El código debe estar bien estructurado y optimizado para que cuando los robots accedan a la página web puedan leerlo sin dificultad. Considera que los motores de búsqueda utilizan ciertas etiquetas HTML para mostrar y ordenar sus resultados. Estas son las etiquetas más importantes que debemos tener en cuenta: 

  • Etiqueta Title. Es el elemento más importante de las Meta-etiquetas, pues es lo primero que aparece en los resultados de Google. Es el título azul que muestra en sus resultados. Al optimizarla, cada página debe tener un título único, que no debe exceder los 70 caracteres y que en su descripción debe incluir las keywords del contenido. 
  • Meta-description. Al igual que el Title, sólo es visible en los resultados de búsqueda. Un factor crítico para SEO es que afecta el CTR (Click Through Rate), por lo que tu sitio puede recibir más o menos clics. Para esta etiqueta seguiremos los mismos lineamientos que para el Title, pero en este caso su longitud no puede exceder los 155 caracteres. 
  • Etiquetas H1, H2 y H3. Establecen la importancia y jerarquía de la información, lo que mejorará el SEO. Para definir el título del contenido principal se aconseja tener un solo <H1> porque normalmente es la parte más alta del contenido y cuanto más arriba esté una keyword más importancia le otorgaran los motores de búsqueda. 
  • Datos estructurados. Ofrecen a los buscadores una información más detallada del contenido como la valoración media o el número de opiniones de un artículo, por lo que están cobrando cada vez más importancia.

 
1. Título.
2. Datos estructurados.
3. Metadescripción.

Una vez que los robots acceden a una web, rastrean toda la información que encuentran y la envían a sus servidores, por ello es importante contar con una buena estructura de URL´s y cuidar el tiempo de carga o despliegue del sitio. Esto último no sólo afecta la experiencia del usuario, sino que también influye en la capacidad de los buscadores para indexar todas las páginas.

Mapa de sitio. Además de incluir una lista de las páginas que componen el sitio, también debe incorporar información acerca de la frecuencia con que se actualiza el sitio o cuándo fue su última actualización. Es importante subir el sitemap a Google webmaster Tools y seguir los protocolos del buscador de lo contrario no lo procesará de forma adecuada; además hay que verificar que todas las páginas estén siendo indexadas. 

Un aspecto importante a considerar es la estructura del sitio. Lo ideal es tener una arquitectura de información que no tenga más de tres niveles de profundidad, pues si es demasiado profunda a los robots de búsqueda les será más difícil acceder a todas las páginas, por eso se recomienda crear una estructura en horizontal. 

Estructura web horizontal

La experiencia del usuario (UX) juega un papel muy importante en el posicionamiento SEO de una página, pues aunque Google ha confirmado que las búsquedas desde el escritorio no influyen en los rankings, en la versión móvil es diferente, pues la UX es la base de la última actualización de este motor.

Conclusiones

Como se puede apreciar, hablar de SEO es hablar de prácticas que se deben implementar y monitorear de manera constante. Esto tiene que ver con la manera en que los usuarios conviven con tu sitio web y con todo el contenido que generas. 

Si tu sitio web es nuevo, no existe ninguna medida que de manera mágica ayude a posicionar tu página de un día para otro. Toma tiempo, constancia y muchas horas de medición y monitoreo para lograrlo. 

Comparte esta nota